Los bomberos han llegado por la carretera de la Torreta con los rotativos luminosos y sirenas encendidos para avisar de la visita al Hospital General Universitario de Elda.

Una vez en el recinto hospitalario, han saludado a los más pequeños y sus familiares en el Servicio de Pediatría.

 

Además, niños y niñas que se encontraban en el Hospital en zonas de consultas externas y pasillos se han podido probar los cascos reglamentarios y sentirse bomberos por un día.

En esta ocasión, también han aprovechado para acercarse a la Unidad de Hemodiálisis, donde también han agradecido su visita.

Desde el Departamento de Salud de Elda  agradecen al Cuerpo de Bomberos su labor desinteresada para alegrar la estancia de los pequeños pacientes y también de quienes estaban recibiendo tratamiento en la Unidad de Hemodiálisis.