La consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, ha anunciado que el próximo mes de octubre se iniciarán las obras de derribo para construir el nuevo Consultorio Auxiliar de Virgen de la Cabeza en el departamento de salud de Elda.

Ana Barceló ha resaltado en su visita realizada al hospital General de Elda que “en el mes de agosto se ha firmado el contrato para la redacción de proyecto. “Esperamos iniciar las obras al finales de año o principios de 2019”, ha indicado.

Asimismo, la titular de Sanitat ha querido conocer todas las inversiones ejecutadas que, tal y como ha resaltado, “mejoran y dignifican las infraestructuras y se pusieron en marcha nada más llegar al Gobierno en 2015”.

Barceló ha destacado el trabajo que viene realizando este departamento, con la puesta en marcha del servicio para realizar diálisis en los domicilios, lo que facilita de forma considerable las prestaciones a los pacientes y que evita así tener que trasladarse a un centro sanitario.

La consellera ha visitado las obras de ampliación de Consultas Externas, que se abrirán el próximo 10 de septiembre, y en las que se han invertido cerca de un millón de euros.

Actualmente se está realizando el montaje del equipamiento. La actuación ha consistido en la adecuación de las antiguas Urgencias en Consultas Externas de Anestesia-Reanimación, Unidad del Dolor, Oftalmología, ampliación de la Unidad de Hospitalización a Domicilio, y la Unidad Polivalente de Ingresos.

Hemodiálisis domiciliaria y Puertas Abiertas de Hospitalización Psiquiátrica

La consellera también ha conocido los nuevos proyectos de Hemodiálisis domiciliaria del Servicio Nefrología, y de puertas abiertas de la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica.

El primero, puesto en marcha el pasado 7 de agosto, consiste en la depuración de la sangre de los pacientes con insuficiencia renal crónica mediante el uso de un monitor de hemodiálisis, similar al de uso hospitalario, pero en el propio domicilio del paciente. Esto requiere una formación previa de la persona enferma (que dura uno o dos meses) así como una supervisión del tratamiento, que en todo momento realizan los profesionales sanitarios implicados.

El paciente se somete a diálisis en su casa 5 ó 6 veces por semana en sesiones de alrededor de dos horas con una monitorización en tiempo real desde la Unidad de Nefrología del Hospital General Universitario de Elda.

El principal beneficio del tratamiento domiciliario reside en que permite mayor flexibilidad en el horario y evita desplazamientos al hospital. Esto favorece la reinserción laboral y el mantenimiento de la autonomía. Por otro lado, esta técnica es económicamente eficiente, dado que, además de evitar el gasto en trasporte, se asocia a menor número de complicaciones e ingresos hospitalarios, así como a un ahorro considerable en farmacia.

En estos momentos, todas las sesiones hospitalarias de diálisis ya se encuentran monitorizadas, una situación que también ha facilitado la implantación de este nuevo proyecto al utilizarse el mismo programa informático.

En el pasado mes de noviembre de 2017, el Programa TOP 20 reconoció la labor realizada por el Servicio de Nefrología del Hospital General Universitario de Elda, y se premió su trayectoria desde el 2010.

Por su parte, el proyecto de Puertas Abiertas de la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica implanta un nuevo marco asistencial que está consiguiendo un gran avance en la desestigmatización de las personas que precisan un ingreso hospitalario, y que se enmarca en la Estrategia Autonómica de Salud Mental de la Comunidad Valenciana 2016-2020, que incide en la humanización de las funciones asistenciales, basándose en el respeto y autonomía del paciente, creando un entorno terapéutico seguro y buscando la participación activa del usuario y su familia.