El Departamento de Salud de Elda se une a la celebración del Día Mundial Sin Tabaco 2018

En la fotografía aparece la Gerente, Vicenta Tortosa, la Subdirectora Médica, Dra. Juana Requena con el Jefe de Servicio de M. Preventiva Dr. Gerardo Pérez y el servicio de enfermería.

El 31 de mayo de cada año la Organización Mundial de la Salud  celebra el Día Mundial Sin Tabaco con el fin de poner de relieve los riesgos asociados con el tabaquismo. El lema elegido para este año es “Tabaco y cardiopatías”.

La campaña busca llamar la atención sobre la relación entre el tabaco y las enfermedades cardiovasculares, que son las principales causas de muerte en el mundo y también en la Comunitat Valenciana.

El Servicio de Medicina Preventiva del Hospital de General de Elda ha instalado  durante la mañana de hoy una mesa informativa en el  hall del centro, con el objetivo de  aumentar la concienciación de la población sobre las consecuencias para la salud cardiovascular tanto del consumo de tabaco como de  la exposición al humo de tabaco ajeno.

La epidemia mundial de tabaco causa cada año más de 7 millones de defunciones, 900.000 de las cuales corresponden a personas no fumadoras que respiran humo de tabaco ajeno. Se estima que en la Comunitat Valenciana el tabaquismo produce en torno a 6.500 muertes anuales, y que  aproximadamente el 20% de las personas adultas es fumadora habitual.

Mediante la conmemoración de esta cita anual se logra centrar la atención general sobre el problema que representa el consumo de tabaco para la salud de toda la ciudadanía.

La Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública reforça les accions contra el tabaquisme des de la prevenció, l’assistència i la rehabilitació.

Sabem que

  • El tabaquisme és una causa demostrada de malaltia i mort.
  • A la Comunitat Valenciana produeix al voltant de 6.500 morts anuals.
  • L’abandonament del tabaquisme a qualsevol edat repercuteix positivament en la salut de les persones fumadores i de les qui les envolten.
  • El tabaquisme és una epidèmia prevenible que es distribueix de forma desigual en els departaments, segons gènere i edat i, en especial, en la població amb menor nivell socioeconòmic.
  • El tabaquisme és susceptible d’intervenció i requereix una acció decidida per part del personal sanitari.

Com a personal sanitari tens l’oportunitat de:

  • Reduir el consum de tabac en la població general desanimant la incorporació al tabac, promovent l’abandonament tabàquic i fomentant la protecció de les persones no fumadores.
  • Pregunta a les persones que acudeixen a consulta si fumen (anota-ho en la seua història).
  • Aconsella’ls de forma clara sobre la possibilitat d’abandonar el tabac i estableix la disposició a abandonar el tabac.
  • Ajuda a la persona que ho desitge a deixar de fumar. Valora la intervenció especialitzada (UCA) si presenta criteris de derivació.
  • Acorda un pla de seguiment.

El tabaquisme és una patologia i una de les causes més rellevants de mortalitat evitable.