La Concejalía de Servicios Generales del Ayuntamiento de Petrer ha previsto la adecuación de varias zonas de juegos infantiles del municipio con cargo al presupuesto de inversiones financieramente sostenibles.

En concreto, se ha previsto una inversión de 30.000 euros que permitirá llevar a cabo, previsiblemente, una actuación básica de adecuación y mejora en las áreas de juegos infantiles de los jardines Alcalde Vicente Maestre, de la Plaza de San Crispín y de la Plaza de Azorín.

La alcaldesa de Petrer, Irene Navarro, ha subrayado que este tipo de actuaciones “están orientadas a mejorar aquellas zonas de juegos infantiles de nuestros parques municipales más deterioradas donde el tiempo y, en ocasiones, algunos actos incívicos han pasado factura a los pavimentos, juegos y carteles”. También ha remarcado que “sabemos que en nuestro municipio hay otras zonas de juegos que no están en las mejores condiciones y demandan una reparación, como son las de la Plaza Hipólito Navarro o el jardín El Paso, por ejemplo, pero el coste es muy superior al presupuesto disponible y las valoraremos conforme vaya habiendo disponibilidad presupuestaria”. Navarro ha querido recordar que desde 2015 se han invertido más de 360.000 euros en la mejora y renovación de juegos infantiles en Petrer, a los que se van a sumar estos 30.000 euros.

El concejal de Servicios Generales, Fernando Díaz, ha concretado los detalles de los trabajos previstos. En ese sentido, ha explicado que se va actuar en las dos zonas de juegos de los jardines Alcalde Vicente Maestre. “En la zona uno, que actualmente tiene pavimento de goma y está completamente agrietado, este se va a sustituir por un pavimento de caucho nuevo con mejores prestaciones. También vamos a restaurar los juegos existentes -un columpio, 2 balancines y un tobogán- y vamos a reubicar el tobogán para dejar espacio para un nuevo balancín doble”.

En cuanto a la zona 2 de juegos, el edil ha aclarado que “es una zona un poco más amplia y tiene un pavimento de albero que vamos a mejorar mediante labrado y nuevo aporte de arena hasta alcanzar el espesor adecuado. Además, vamos a valorar si restauramos los dos juegos existentes -la casita y el juego de torres- o los sustituimos. También estamos valorando añadir un juego nuevo de equilibrio, consistente en un conjunto básico con mini-trepa, barra y apoyos”.

Díaz ha querido aclarar que “en este momento estamos en fase de redacción del proyecto y solicitud de ofertas, por lo que todavía no tenemos el coste cerrado”. Por eso, ha indicado que “si el presupuesto lo permite, entonces llevaremos pequeñas reparaciones en la Plaza de San Crispín y en la Plaza de Azorín”.

En las zonas de juegos infantiles de ambas plazas, se pretende sustituir completamente el pavimento por uno nuevo continuo de caucho. Además, en la Plaza de San Crispín, el propósito es arreglar el balancín, mientras que en la de Azorín, también se valora reparar los juegos existentes mediante la sustitución de la red y la restauración de maderas, siempre que el presupuesto lo permita.

Una vez llevadas a cabo las actuaciones previstas, que harán que estén   adaptadas a las nuevas normas de uso, se procederá a la certificación de esas áreas de juego por un empresa autorizada.