Las rutas nocturnas se iniciarán al atardecer, para prepararse y adaptarse a la oscuridad y con luna llena, para tener más visibilidad, con una duración media de 4 horas.

Puesto que para la mayoría de asistentes será la primera vez que realicen este tipo de senderismo, se propondrán senderos de fácil recorrido, amplios, y conocidos. Que podrán aumentar la dificultad conforme avancen en el tiempo, nunca llegando a superar una ruta dificultad media.

El ritmo de la caminata se hará en función de todo el grupo.

 

Cada vez son más las personas que se lanzan a la montaña de noche, los sentidos se agudizan al caminar de noche. Los olores son más fuertes, los sonidos se pueden escuchar por todas partes y la vista no puede dejar de admirar el espectacular cielo nocturno. Disfrutemos de la naturaleza al 100% con los 5 sentidos. Realizaremos explicaciones de la zona, de la flora, la fauna, la geología y por supuesto de las estrellas y astronomía.

Las normas que se tendrán que seguir son: 

– Uso obligatorio de mascarilla.
– El grupo será mínimo de 10 personas y máximo de 30.
– Ropa adecuada al sendero.
– El uso de las linternas estará limitado para buscar en el equipaje, leer algún mapa o en caso de
emergencia.
– Si se ilumina el sendero deberemos de evitar iluminar el rostro de otra persona y el nuestro
propio.
– Siempre irá primero el guía que abre la marcha y último el que la cierra, nunca pudiendo
adelantarnos o atrasarnos a ellos.

Desde la concejalía recomiendan:

  • – Calzado de montaña o deportivo.
  • – Bastones de senderismo.
  • – Ropa cómoda, que te permita libertad de movimientos.
  • – Agua, al menos una botella de un litro.
  • – Algo para picar, por si entra el gusanillo.
  • – Antimosquitos.
  • – Mochila, preferiblemente con cinta ventral.
  • – Luz frontal y pilas (sustituible por linterna).
  • – Chubasquero, cortavientos, sudadera ( las noches refrescan, mejor no quedarse helado).
  • – Teléfono móvil.
  • – Silbato