Dentro del amplio programa de actividades organizadas por el Ayuntamiento de Petrer y el tejido asociativo del municipio en torno al 25N, Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra las mujeres, se han programado varias actividades culturales.

El viernes 22 de noviembre, a las 19.00 horas, en el Centro Cultural se proyectará el cortometraje “No te va a pasar nada”, escrito, dirigido e interpretado por Estela del Carmen, actriz y guionista que ha destacado en otros cortometrajes y que, en esta ocasión, aborda el tema de la violencia de género entre dos adolescentes. Tras la proyección, la autora participará en una tertulia con los presentes, tal y como ha contado M.ª Nieves Bernabé, representante de Tiempos de Mujer, asociación que organiza esta actividad.

También el viernes por la tarde, en la sala de exposiciones del Centro Cultural, se inaugurará la exposición “No sonrías a los malos tratos”, una muestra organizada por la SEU Universitaria de Petrer UA y Tiempos de Mujer. Se trata de una colección de 37 cuadros de autores diferentes que “a través del cómic buscan plasmar con gracia e ironía varios chistes que golpearán conciencias y llevarán a la reflexión sobre el tema del maltrato hacia las mujeres”, en palabras de Bernabé.

El plato fuerte llegará el sábado 23 a las 20.00 horas al Teatro Cervantes, donde se pondrá en escena la obra de teatro “Cuando las mujeres no podían votar”, escrita por Alberto Miralles y dirigida por Adán Rodríguez. Es una comedia teatral que viene a rescatar uno de los momentos históricos más importantes en la lucha por el feminismo de nuestro país, como es el reconocimiento del sufragio universal durante la Segunda República Española. Las entradas se pueden adquirir a través de instanticket al precio de 5 €. Cabe recordar que esta actividad, a propuesta de la Asociación Tiempos de Mujer, fue una de las aprobadas en la penúltima edición de Proposa Cultura para su realización durante este último cuatrimestre del año.

La última de las actividades programadas en torno al 25N, organizada por Esquerra Unida Petrer, será el monólogo de Natalia Bravo “Mutis”, el miércoles 27 de noviembre, a las 20.00 horas, en el Centro Cultural.

 

SINOPSIS “CUANDO LAS MUJERES NO PODÍAN VOTAR”

Cuando las mujeres no podían votar, de Alberto Miralles, es una comedia teatral que viene a rescatar uno de los momentos históricos más importantes en la lucha por el feminismo de nuestro país, como es el reconocimiento del sufragio universal durante la Segunda República Española.

Haciendo claras alusiones a la época y a personajes tan relevantes en la lucha por la igualdad como Clara Campoamor, Victoria Kent o Concepción Arenal. En esta obra, representada por la Compañía de teatro Adán Rodríguez, intentan aportar su granito de arena para concienciar a la sociedad de que hay que luchar desde todos los frentes posibles para conseguir igualar a hombres y mujeres de una vez por todas.

Con una autocrítica apabullante y a través de la ridiculización de algunos de sus personajes, nos damos cuenta de que la lucha solo es posible a partir de la concienciación y la unión de hombres y mujeres que luchan a una para, poco a poco y paso a paso, ir limando diferencias en una sociedad en la que todavía queda un “tufo machista” inmerso, muchas veces en el propio lenguaje del día a día, y otras en el propio comportamiento de la gente. También, por supuesto, en parte del

mismo género femenino que, por su condición, por su educación o por el contexto en el cual se han desarrollado, pueden estar defendiendo posturas tan anticuadas como injustas.

“Cuando las mujeres no podían votar” es una obra que nos hace ver claramente que el feminismo no es una moda, que no es una novedad, que no es una reivindicación de nuestro tiempo; sino que es un movimiento que se inició hace muchos años atrás, permitiéndonos a la vez visualizar a través de la magia del teatro, que se ha avanzado mucho pero que obviamente no lo suficiente.

En definitiva, una obra de teatro que nos hará pensar, tomar conciencia de lo importante del tema y al mismo tiempo y a través del gran sentido del humor de su autor, hacernos reír y desdramatizar para llevar el ejercicio de la lucha de la igualdad por el camino más inteligente; el de la seducción y el de la fraternidad.