Los criterios de compra entre los consumidores están cambiando, y exigen cada vez más que las empresas estén comprometidas con la sociedad y con las condiciones de trabajo de sus empleados. Así se desprende de un informe impulsado por la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado sobre responsabilidad social corporativa, en el que un 93% de las empresas del calzado encuestadas consideran que el cliente valora positivamente que la empresa se implique con la sociedad y sus trabajadores.

El director de Proyecto de Grupo Innova, Ernesto Beltrán, ha ofrecido un webinar esta mañana en el que ha dado a conocer algunos de los datos obtenidos en este documento sectorial sobre la RSC en el calzado valenciano. El análisis se ha estructurado en seis grandes áreas temáticas que han abordado la percepción de la RSE en la empresa, la gestión de las personas, los clientes y proveedores, la seguridad y la salud, así como la comunidad y el desarrollo social.

Las empresas del calzado han coincidido de manera mayoritaria en la necesidad de implantar políticas de RSE, con un 74% de ellas a favor de aplicar este tipo de iniciativas en sus compañías. En relación con el conocimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030, el informe ha puesto de manifiesto que solo el 35% de las empresas conocen las líneas estratégicas que marcan ambos planes, por lo que se ha recomendado a las empresas de la industria que empiecen a integrar estos objetivos en sus actuaciones.
















Como dato relevante destaca que el 65% de las firmas encuestadas cuentan con códigos éticos o de conducta, y que el 78% de ellas se esfuerza en difundir sus valores sobre transparencia y ética entre los grupos de interés. Desde el punto de vista de la conciliación y la igualdad de género, la información recabada apunta a que en el 100% de las empresas entrevistadas se promueve la igualdad de género dentro del ámbito laboral, aunque solo el 58% cuenta con Planes de Igualdad, estos pueden estar visados o no por la Generalitat Valenciana.

En lo que concierne al capítulo con proveedores y clientes, el análisis muestra cómo la mayoría de las empresas del sector realizan algún tipo de control sobre responsabilidad social a su cadena de suministro, con casi el 70% de las empresas encuestas. Por otro lado, en el área de salud se ha concretado que el 88% de las entidades cuentan con un sistema de gestión de salud y seguridad en el trabajo, e igualmente cuentan con un plan de prevención de riesgos laborales.

Casi el 40% de las compañías que han participado en el informe realizan acciones en sus comunidades. Respecto a las políticas medioambientales, se percibe que el 62% de las empresas del sector disponen de una política medioambiental para ser más sostenibles, y que el mismo porcentaje de ellas también ha llevado a cabo una evaluación de requisitos ambientales. En este sentido, el 85% de las compañías realizan una separación de los residuos generados para favorecer su posterior tratamiento.

La tendencia hacia la sostenibilidad que está adoptando la industria del calzado y el valor que este factor aporta a la marca queda plasmada en un dato del informe, donde se observa cómo el 62% de las empresas han pensado o ya han realizado trabajos relativos al ecodiseño de su producto. Como cierre del webinar, Beltrán ha recordado a los asistentes que “tenemos que cuidar los aspectos relacionados con la RSC de forma muy directa, porque ahí es donde tenemos la capacidad de establecer valores diferenciales y establecer ventajas competitivas que van a marcar el futuro de nuestras empresas en el mercado”.