El servicio de ecoparques móviles del Consorcio Crea se puso en funcionamiento por primera vez el 18 de junio de 2019. Entre esa fecha y el 17 de junio de 2020 se han recogido un total de 101.112 kg de residuos de manera selectiva.

 

Publicitat

En total, más de 51 tipos distintos de residuos se han recogido de manera selectiva durante este año. Los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos son los más numerosos con un 47,38% del total, seguidos por los residuos voluminosos. Los escombros, con casi 7.000 kilos recogidos, ocupan el tercer lugar con un 6,73%. El aceite de cocina, ropa y resto de textiles también ocupan un puesto importante en este ranking.

Los datos corresponden a los dos ecoparques móviles que recogen distintos tipos de residuos (los mismos que un ecoparque fijo), y que recorren de martes a domingo las 14 localidades del área de gestión del consorcio CREA.

Los tres municipios donde más kilogramos de residuos se han recogido durante este año son; Villena con 35.202 kilos, Monóvar con 21.652 y Petrer con 6.377.

Si atendemos a los valores en relación a la población de cada municipio, las 3 localidades donde más kilogramos se han recogido por habitante han sido; Campo de Mirra con 6,69 kilos/habitante seguido por Salinas con 3,81 y Monóvar con 1,78.

En este primer año de servicio los ciudadanos han realizado 16.426 aportaciones de residuos en los ecoparques móviles (entendido por aportaciones los residuos entregados). Los tres municipios con más aportaciones han sido Villena con 3.970, Monóvar con 2.124 y Elda con 1.748. Los meses con más aportaciones fueron julio y agosto de 2019. Se observa que, aunque los meses de mayo y junio de 2020 destacan por el incremento de kilos recogidos, no se refleja proporcionalmente en el número de aportaciones.

Eso quiere decir que han acudido al ecoparque móvil menos número de personas, pero con aportaciones individuales superiores en peso. Con mucha probabilidad esto es debido a las acumulaciones de residuos en los hogares con destino a ecoparque durante el periodo de confinamiento, y que han sido aportados al reiniciarse el servicio durante la “desescalada”.