En estos momentos, la Policía Nacional y la Científica se encuentran en el piso de la calle Murillo de Elda donde el pasado domingo una mujer de 37 años se precipitó por el patio de luces y, después de más de cinco horas esperando ayuda de su pareja, un hombre de 52 años, finalmente murió.

 

El hombre fue detenido por un presunto delito de omisión del deber de socorro, ya que durante esas más de cinco horas desde que cayó hasta que murió, trasladó a la mujer herida desde el patio de luces a su domicilio, en el que vivían de ocupas, y se marchó de la vivienda “en búsqueda de un teléfono para llamar a urgencias e incluso consumió drogas”, en ese intervalo de tiempo.

Al parecer, la mujer estaba consciente después de la caída, pero con el paso de las horas empeoró su estado de salud. Cuando su pareja llamó a los sanitarios, casi seis horas más tarde solamente pudieron certificar su fallecimiento.

Ahora mismo, las fuerzas de seguridad han cortado la calle Murillo y han restringido el acceso tanto para vehículos como para peatones. Según ha podido saber La Teua Ràdio, “incluso han desalojado un bar cercano al domicilio donde ocurrió el suceso”. Unas estrictas medidas de seguridad que sorprenden a los vecinos de la zona.

La investigación sigue su curso y la Policía Científica ha trasladado hasta el lugar de los hechos al detenido, el cual está acusado por un presunto delito “de omisión de auxilio y homicidio”.

Mientras, en la calle, todo está acordonado con vehículos policiales y agentes custodiando.

La Teua Ràdio ha confirmado que la Policía hae haciendo una reconstrucción de los hechos que ocurrieron el día del suceso con el detenido presente.