El próximo lunes, 26 de agosto, la Vuelta Ciclista a España pasará por Aspe. Será con ocasión de la tercera etapa de la ronda española de 2019, con la salida situada en la Ciudad del Juguete de Ibi y la meta, después de recorrer 188 kilómetros, en La Explanada de Alicante.

El pelotón multicolor se adentrará en la localidad aspense entre las dos menos diez y las dos y diez de la tarde, dependiendo de la velocidad de la carrera, si bien la caravana de la organización, patrocinadores y equipos ya comenzará a pasar a partir de las doce del mediodía.

Su entrada en la población tendrá lugar por la carretera CV-825, viniendo desde Monforte del Cid, para dirigirse hacia Novelda por la Nacional 325, una vez transitada la avenida de Navarra y su travesía desde la rotonda del puente Ramón Berenguer.

La Vuelta Ciclista a España no visitaba Aspe desde que lo hiciera de forma consecutiva en 2009 y 2010.

Este año formará parte del trayecto de una de las primeras etapas con puertos de montaña de la competición, una circunstancia que pondrá en apuros a los sprinters, pero será probablemente la primera llegada masiva de la carrera, puesto que todavía no habrá grandes diferencias en la clasificación general en pugna por el maillot rojo.